Lila Mayoral Wirshing

Lila de las Mercedes Mayoral Wirshing nació en Ponce el 5 de diciembre de 1942, hija del destacado industrial Juan Eugenio Mayoral Renovales y la destacada dama Julita Wirshing Serrallés. Fue la segunda de cuatro hermanas. Se desarrolló en un hogar con la base de los valores tradicionales. Cursó sus estudios primarios en el Liceo Ponceño y la escuela superior en la Danna Hall de Conneticut. A la edad de 13 años conoció al joven estudiante de Leyes de 19 años que pasaría a ser su inseparable compañero: Rafael Hernández Colón. Contrajeron nupcias el 24 de octubre de 1959. Procrearon la nueva ejemplar familia 4 hijos: Rafael, José Alfredo, Dora Mercedes y Juan Eugenio.

Fueron el Gobernador y la Primera Dama más jóvenes en la historia de Puerto Rico. Fue Lila Mayoral activa compañera que ayudó al líder Hernández Colón en la ardua lucha política desde 1972 hasta 1992; fue la esposa y madre que nutre de alegría y paz para asumir los deberes gubernamentales con la sana visión de vida que fluye desde el entorno familiar hacia el gran hogar puertorriqueño. En 1982, Lila completó su bachillerato en administración de empresas en la Universidad del Sagrado Corazón.

En su función como Primera Dama de 1973 a 1976 y de 1985 a 1992, trabajó en pro de los necesitados y desvalidos. Trabajó con el Ejército de Salvación y con la Sociedad Americana del Cáncer. Fue solidaria con instituciones como S.E.R. de Puerto Rico, la Escuela de Niños Sordos y el Centro Sor Isolina Ferré. Fue madrina de infinidad de asociaciones benéficas. Doña Lila promovió el establecimiento de centros de cuidado diurno en las agencias de Gobierno para hijos de empleados. Dentro y fuera de La Fortaleza fue la señora Mayoral de Hernández Colón gran anfitriona para toda vista, desde los Reyes de España hasta el más laborioso trabajador de nuestros campos. La ternura de Lila hacia los niños acentuaba su calidad en el mejor trato a todo ser humano. Cuando ocurría una calamidad en el País, la señora Mayoral de Hernández Colón era la primera en decir presente. Cuando la tormenta Eloísa atacó a la Isla en 1975, la Primera Dama demostró por primera vez su sentido de compromiso ente ese tipo de reto. Fue Lila Mayoral quien hizo surgir la decisión de construir casas de cemento para los damnificados de la tragedia de Mameyes en Ponce en 1985. En 1989 el huracán Hugo devastó la costa este de Puerto Rico y Doña Lila tomó las riendas del esfuerzo gubernamental y comunitario para levantar los fondos para miles de familias afectadas. Otro de sus grandes proyectos fue el programa de prevención “Abre tus ojos a un mundo sin drogas”, en el cual participaron 250,000 estudiantes de escuelas públicas y privadas.

Entre los múltiples reconocimientos que recibió, se encuentran el de Madre Joven del Año (1971); Mujer Destacada de 1975 por su labor humanitaria y el Doctorado en Honoris Causa, en Trabajo Social, Universidad de Aruba (1992). Al llegar el retiro de La Fortaleza a partir de enero de 1993, continuo la obra social. Una de sus obras favoritas fue el Centro San Francisco del Bo. Tamarindo de Ponce. Lila Mayoral partió hacia la eternidad el 7 de enero de 2003. Lila Mayoral se convirtió en Primera Dama de Puerto Rico cuando su marido, Rafael Hernández Colón, fue elegido gobernador en las elecciones generales de 1972 . Permaneció en el cargo hasta Hernández Colón perdió las elecciones de 1976 . Como primera dama, Mayoral ella se distinguieron por su dedicación a la comunidad. Por ejemplo, después de que el huracán Eloisa causado daños importantes en Puerto Rico, Mayoral organizó un concierto benéfico para ayudar a los afectados por la tormenta.

 

services-2

Biografía

services-2

Galería

services-3

Proyecto - Biblioteca Infantil Lila Mayoral Wirshing

Contribuye a la Fundación Hernández Colón HAZ TU DONACIÓN